Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación - Ministerio de Economía y Competitividad - Gobierno de España

Ciencia e innovación

Turismo y actividades no gubernamentales

Las primeras expediciones comerciales datan de los años cincuenta, desde entonces el turismo comercial ha ido aumentando regularmente hasta llegar cifras máximas de 46.000 turistas en la temporada 2007-2008. A partir de ese momento se observó un descenso en el número de turistas que viajaron a la Antártida debido, entre otras causas, a la entrada en vigor, el 1 de agosto de 2011, de la enmienda de la Organización Marítima Internacional (IMO) que prohíbe el uso y transporte de combustible pesado (HFO) en la zona del Tratado Antártico. 

A partir de la temporada 2012-2013 se empezó a observar un aumento en el número de turistas que visitaron la Antártida, tendencia que continúa actualmente. El número de visitas previstas para la temporada 2014-2015 se estima en 36.515 turistas. La mayoría de estos turistas viajan en grandes cruceros que realizan desembarcos puntuales, principalmente en la región de la Península Antártica, donde se puede llegar en pocos días desde puertos de Sudamérica.

La mayoría de los operadores turísticos activos en la Antártida pertenecen a la Asociación Internacional de Operadores Turísticos en la Antártida (IAATO). Esta organización se fundó en 1991 con el fin de apoyar, promover y realizar, de manera medioambientalmente responsable, los viajes turísticos a la Antártida. La IAATO participa en la RCTA en calidad de organización experta invitada.

Solicitud de permiso para expediciones españolas a la Antártida

De conformidad con el Artículo VII del Tratado Antártico, las Partes deben informar por adelantado sobre todas las expediciones a la Antártida que se organicen o partan de su territorio.

Para poder cumplir con este artículo, todas las expediciones que se organicen o partan desde territorio español, ya sean gubernamentales, no gubernamentales o de turismo, deben notificar por adelantado al Comité Polar Español sus expediciones quien transmitirá esta información a las Partes del Tratado.

Así mismo, y según el Protocolo de Madrid, todas las Partes que realicen actividades en la Antártida deberán realizar una evaluación de impacto ambiental de dichas actividades de manera que se evite el impacto perjudicial sobre el medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados.

Recomendaciones, Resoluciones y Medidas sobre turismo antártico

Las primeras recomendaciones para regular el turismo antártico datan de 1966, siendo completadas y aprobadas posteriormente en la Recomendación 1 (1994), aquí se establecen las pautas para las expediciones turísticas y se exige la presentación de un informe tras la visita.

Las normas de 1994 fueron completadas posteriormente por:

  • Resolución 3 (1995) Informe sobre turismo
  • Resolución 2 (1996) Actividades educacionales y culturales
  • Resolución 3 (2004) sobre Turismo y Actividades No Gubernamentales: Mayor Cooperación entre las Partes.
  • Resolución 4 (2004) sobre planes de contingencia, seguros y otros temas.
  • Medida 4 (2004) en la cual se insta las Partes a exigir que, todos aquellos que organicen o dirijan actividades turísticas o no gubernamentales en el área del Tratado Antártico, tengan planes de contingencia adecuados y arreglos suficientes en materia de salud y seguridad, búsqueda y salvamento (SAR), atención médica y evacuación antes del inicio de las actividades.
  • Resolución 4 y Resolución 5 (2007) sobre turismo marítimo y turismo en general en el área del Tratado Antártico.
  • Resolución 6 (2008) Mejora del papel de los centros de coordinación de salvamento marítimo
  • Resolución 7 (2009) que define los principios generales del turismo antártico recomendando que sean usados como base y guía del trabajo relacionado con la gestión de las actividades turísticas en la Antártida.
  • Resolución 6 (2010) Mejora de la coordinación de las operaciones de búsqueda y salvamento marítimo en el Área del Tratado Antártico
  • Resolución 9 (2012) Evaluación de actividades en tierra en la Antártida.
  • Resolución 10 (2012) Directrices para yates

 

Información relacionada

Directrices generales para visitantes a la Antártida

En 2011, a través de la Resolución 3 (2011), la RCTA adoptó las “Directrices Generales para Visitantes a la Antártida”, estas directrices proporcionan asesoría general para las visitas con el objeto de garantizar que las mismas no produzcan impactos adversos en el medio ambiente antártico, ni en sus valores científicos y estéticos.

El término “visitantes” no incluye a los científicos que realizan investigaciones en esos Sitios ni a las personas que participan en las actividades gubernamentales oficiales pero, se recomienda que todos los que tengan intención de visitar estos sitios, estén familiarizados con los mismos, y respeten y se adhieran a los consejos dados en las Directrices.

Cada año el número de Directrices desarrolladas para Sitios visitados aumenta, habiendo actualmente 37 Sitios con Directrices.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Enlaces

Síguenos en ...

© 2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad