Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación - Ministerio de Economía y Competitividad - Gobierno de España

Instalaciones Innovadoras

Estás en:

23 de diciembre de 2016

El Consejo de Ministros aprueba la subsede del EMBL en Barcelona

  • El Laboratorio Europeo de Biología Molecular invertirá cerca de 16 millones de euros en los primeros cinco años
  • Acogerá de 6 a 8 grupos de investigación avanzada en biología molecular y celular y sus tecnologías

El Consejo de Ministros ha autorizado la firma y aplicación del acuerdo entre España y el Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL, por sus siglas en inglés) para el establecimiento de una subsede del organismo en Barcelona. Este convenio supone un hito importante para la ciencia española, con ventajas tanto desde el punto de vista científico como desde el económico, ya que generará empleo y mejorará el retorno de la contribución española al EMBL, del que España es miembro desde 1987. En los primeros cinco años el Laboratorio Europeo tiene previsto hacer una inversión en la subsede cercana a los 16 millones de euros.

El EMBL es una organización internacional formada por más de 20 países europeos para la investigación biomédica y el desarrollo tecnológico en su ámbito científico. Tiene su sede central en Heidelberg, Alemania, y la de Barcelona será su quinta subsede, la primera que se establece en más de 15 años. Se ubicará junto al Centro de Regulación Genómica (CRG), dentro del edificio del Parque de Investigación Biomédica de Barcelona. El CRG es un centro de excelencia Severo Ochoa, claro ejemplo de la buena ciencia que se hace en España y un referente para la investigación en biología molecular en Europa.

Ambos organismos llevan una década colaborando intensamente, desde que en 2006 se creara la ‘Unidad Mixta de Investigación CRG-EMBL’.La nueva subsede contará con entre 6 y 8 grupos de investigación y personal administrativo y sus objetivos científicos se centrarán en el desarrollo de la biología de tejidos y modelización de enfermedades, contribuyendo al avance de tecnologías en el área de la salud.

Este convenio, que supone un reconocimiento a la I+D+i española, es fruto del trabajo conjunto entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña. El acuerdo de sede entre el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el EMBL se firmará en próximas fechas.

Sobre el EMBL

Creado en 1974 para dotar a Europa de un centro público de investigación capaz de conseguir grandes avances en biología molecular, actualmente es una de las principales infraestructuras científicas europeas y un referente mundial. España es miembro desde 1987 y aporta aproximadamente el 8% de su presupuesto.

La sede principal del EMBL está ubicada en Heidelberg (Alemania), donde se realizan actividades de investigación básica en biología molecular, formación y desarrollo de científicos y estudiantes, y se desarrollan tecnologías avanzadas e instrumentación. Las otras cuatro subsedes están en Cambridge (Reino Unido), Hamburgo (Alemania), Grenoble (Francia) y Roma (Italia).

Sobre el CRG

Es un centro de investigación biomédica internacional de excelencia cuya misión es descubrir y avanzar en el conocimiento para el beneficio de la sociedad, la salud pública y la prosperidad económica. El CRG cree que la medicina del futuro depende de la ciencia de frontera de hoy. Ello requiere un equipo científico interdisciplinar dedicado a comprender la complejidad de la vida, del genoma, de la célula y de un organismo completo y su interacción con el ambiente, ofreciendo una visión integrada de las enfermedades genéticas.

Es una fundación sin ánimo de lucro financiada por la Generalitat de Cataluña mediante los departamentos de Empresa y Conocimiento y Salud, por el Gobierno de España mediante el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, la Fundación Bancaria “la Caixa”, y cuenta con la participación de la Universidad Pompeu Fabra.

Síguenos en ...

© 2017 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad