Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación - Ministerio de Economía y Competitividad - Gobierno de España

Tecnología para Investigar

13 de octubre de 2017

La Red Española de Supercomputación aportó 14 millones de horas de cálculo al proyecto galardonado con el Premio Nobel de Física

El proyecto LiGO, galardonado por haber detectado ondas gravitacionales tal como predijo Albert Einstein, empleó los superordenadores MareNostrum, Finisterrae y Calendula a través del grupo de investigación del doctor Sascha Husa. El superordenadores de la Red Española de Supercomputación, aportaron 14 millones de horas de procesamiento de altas prestaciones para la realización de los cálculos para el proyecto reconocido en la última edición de los premios Nobel.

La investigación realizada en el marco del proyecto LiGO, viene empleando recursos de la RES a través de un grupo de investigación dedicado la Física Teórica de la Universitat de las Illes Balears (UIB). Entre los principales usuarios de este grupo encuentra el doctor Sascha Husa.

El Dr. Husa explica que en su trabajo cotidiano emplea los superordenadores para estudiar las señales de ondas gravitacionales creadas cuando dos agujeros negros colisionan; los eventos más violentos en el universo. Su trabajo en concreto es resolver ecuaciones y calcular, utilizando cálculos muy extensos, que aspecto tienen esas colisiones, y como son exactamente las señales que emiten.

Los experimentalistas que trabajan en la colaboración LiGO pueden después comparar las predicciones basadas en los cálculos en los superordenadores con los datos experimentales que ellos registran y encontrar que sistemas crearon esas señales. Para esos cálculos la comunidad de Física Teórica precisa disponer de acceso a muy grandes máquinas de computación de altas prestaciones ya que sin ellas este tipo de avances en ciencia sería impensable y no podríamos llegar a comprender mejor el universo que habitamos.

El Dr. Husa y su equipo de físicos teóricos acceden potentes máquinas de cómputo a través de diferentes convocatorias competitivas de la Red Española de Supercomputación (RES).

La RES, compuesta por 13 nodos repartidos por todo el estado es la Infraestructura Científico Tecnológica Singular en Computación de España.

Los cálculos en física teórica demandan tantos recursos computacionales que además de los 14 millones de horas de procesamiento empleados en la RES, el equipo de la UIB también utilizó las máquinas de PRACE, la alianza europea por la computación avanzada.

Síguenos en ...

© 2017 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad